LOS FAMOSOS OBSESIONADOS POR SUS MUSCULOS

Los famosos viven de su aspecto y de su físico, como por ejemplo el ex futbolista es algo parecido al epítome de perfección física masculina en España. Gracias a su entrenador Nacho Villalba tiene lo que tiene para que las chicas y chicos acariciasen su imagen en la portada de la revista Cuore. Así que decir que se ha pasado con el gimnasio puede levantar iras entre el público.

El actor Hugh Jackman canta y baila, que sea capaz de alternar a Woody Allen con X-Men y luego pasar por el festival de San Sebastián para recoger el premio Donosti. Pero es preocupante que cada uno de sus pectorales tenga el mismo tamaño que su cabeza.



El jugador Cristiano Ronaldo decidió que se pasaría el día haciendo gimnasia y jamás volvería a probar una medialuna se convirtió para siempre en uno de ellos. Con rumores de su elección sexual igualmente hombres y mujeres suspiran por el.


El hermano pequeño del grupo de rock Nick Jonas a crecido. A lo ancho. Hacer de boxeador en la serie Kingdom, le exigió un cambio físico, pero estaba mucho más guapo cuando su cabeza era más ancha que sus brazos.


Fue la primera superestrella masculina de los anuncios de Calvin Klein, Mark Wahlberg se transformó en un gran actor y productor de Hollywood, pero la llegada a la mediana edad de los que fueron ídolos va unida a una obsesión al gimnasio que a veces se traduce en quedarse a vivir en la máquina de bíceps.


El papel que hará en la película de Baywatch lo tiene un poco obsesionado con el músculo marcado y ahora hasta se ve poco atractivo que se resalten sus venas de todo el cuerpo. Zac Efron es uno de los actores masculino mas deseado de la década.


Las mujeres sienten mucha envidia por Sofia Vergara por su reciente marido Joe Manganiello. Su cuerpo parece esculpido por los mismos dioses, sí, pero hay una fina línea que separa los pectorales fuertes del pecho palomo y Joe la acaba de cruzar.

1 comentario:

  1. quien hizo estas mariconadas? Tener un cuerpo musculoso es prioridad

    ResponderEliminar

Con tecnología de Blogger.