domingo, noviembre 20, 2016

Quirófano mata gimnasio: el "antes y después" de Charlotte

Es otra persona. Charlotte Caniggia, entre risas, confesó en Showmatch que prefiere pagar para entrar al quirófano y que le saquen la grasa y no pisar el gimnasio.




Sus palabras generaron polémica, pero es evidente que la hija ClaudioCaniggia prefiere esto: no hay que ser muy detallista para darse cuenta que, a medida que pasaron los años, la mediática fue cambiando su cuerpo y su rostro.
"¡Yo no hago un carajoMarce (Tinelli)! Mi papá dice que soy muy vaga y que en vez de operarme, tengo que ir al gimnasio. Pero yo prefiero operarme: garpo y me sacan la grasa", confesó a carcajadas la hija del "Pájaro".
Gracias a la popularidad de su padre, la joven siempre tuvo cámara peroen 2012 participó del "Bailando por un Sueño" y esto la ayudó a desprenderse de la fama del futbolista para crear su propio camino. A partir de su primera participación en el programa de Marcelo Tinelli, la joven mostró un gran cambio corporal. El "antes y después" es sorprendente.
En 2010, la hija de Mariana Nannis vivía en España y fue protagonista de un reality llamado "Mujeres ricas". Las imágenes lo dicen todo: es otra chica. En los capítulos se la puede ver morocha, con la cara menos tocada y el cuerpo de una joven que no pasó por el quirófano.
Luego de protagonizar este reality, la joven comenzó a modificarse el cuerpo. Todo empezó con el color de cabello. A pesar de que el morocho le quedaba muy bien, la hija del ex delantero de la selección Argentina optó por cambiar el color y teñirse de rubio.
Y en 2012, con tan sólo 19 años, se animó a entrar por primera vez al quirófano. En medio del "boom" del "Bailando", la hija de la ex modelo se hizo una rinoplastía en la nariz, una lipo, se hizo las lolas y se rellenó los labios con ácido hialurónico.
"Me hice varios retoques estéticos a los 19 años. Una rinoplastía en la nariz, una cosa muy chiquita porque no tenía ningún complejo pero quería verme mejor", confesó en diálogo con la revista Caras.

Y, para finalizar, reconoció que se puso 600 cc de silicona: "Las lolas me las hice porque de chica no tenía mucho. El día que me las fui a operar le pedí a mi cirujano, el Dr. Alberto Ferriols, que es un amigo, que me pusiera talle D. Él me recomendó que por la contextura de mi cuerpo me pusiera prótesis más chicas pero no le hice caso. ¡Yo las quería así y me las tuvo que hacer". 

No hay comentarios.:

Publicar un comentario