recomendamos

Argentina se encomienda al minisubmarino de rescate de EEUU para encontrar el ARA San Juan

lunes, noviembre 27, 2017
La Armada argentina no logra localizar el submarino desaparecido tras doce días de búsqueda en el Atlántico Sur La Armada, en el punto de mira por la desaparición del submarino argentino El último viaje a bordo del 'explosivo' San Juan Doce días de búsqueda. Doce días de angustia.
Y ni rastro del ARA 'San Juan' y sus 44 tripulantes. Pese al despliegue de 14 embarcaciones de varios países, las tareas de rescate en el Atlántico Sur continúan sin dar resultados. Argentina se encomienda ahora a una de sus últimas bazas, un moderno minisubmarino de la Marina estadounidense que zarpó ayer desde el puerto de Comodoro Rivadavia y hoy se suma a las operaciones en alta mar.El portavoz de la Armada, el capitán Enrique Balbi, se está convirtiendo en uno de los rostros más célebres del país. Lee uno o dos comunicados diarios y responde como puede a dudas, rumores y críticas. Argentina contiene la respiración cada vez que aparece el marino en la televisión. Pero sus partes son cada día más breves y lacónicos. ¿Habrá vida en el ARA 'San Juan' si es que todavía se mantiene entero? Algunos políticos y varios familiares de los tripulantes creen que no. Balbi, sin embargo, no pierde la compostura. A doce días habría que hablar de una situación de supervivencia extrema, confía. ¿Podrán localizar a la nave en ese área donde el talud da paso a una fosa abisal de miles de metros de profundidad? "Lamentablemente, no hemos detectado aún el submarino", ha vuelto a decir hoy el portavoz de la Armada. Pero mantiene la esperanza: "Todos los medios están desplegados".La zona de búsqueda, a unos 430 kilómetros de las costas argentinas, se va restringiendo día a día. Ahora se centra en un radio de 36 kilómetros, según Balbi. Allí barren el fondo marino seis buques.
Y otros ocho realizan operaciones similares en otras áreas. Pero todos los ojos están puestos el buque Sophie Siem, de bandera noruega, en cuya cubierta viaja el minisubmarino estadounidense que está diseñado especialmente para este tipo de rescates. Los marinos estadounidenses todavía no pueden creer cómo los técnicos argentinos cortaron en tiempo récord una enorme pieza de la popa del buque noruego para que el minisubmarino pudiera entrar en cubierta.Operada a control remoto, en esa pequeña nave viajan dos especialistas y puede alojar hasta 16 personas. Pero su entrada en acción sólo se puede producir una vez que se localice el ARA 'San Juan'. Si el submarino extraviado está a una profundidad no mayor de 600 metros, el minisubmarino descenderá entonces y entrará en contacto con la nave a través de su escotilla. Hoy también zarpará una corbeta argentina con un vehículo sumergible ruso equipado con sistemas de visualización avanzados para inspeccionar el fondo marino hasta los 300 metros. Y dentro de unos días se sumará otro robot ruso con más capacidad todavía de inmersión, hasta los mil metros. El buque Yantar, también de bandera rusa, va camino del Atlántico Sur.
Tiene capacidad para escanear profundidades de hasta 6.000 metros pero tardará varios días en llegar a la zona de operaciones.Con tan pocas novedades sobre el submarino, la rumorología toma fuerza. Balbi ha tenido que salir al paso de las versiones difundidas en las redes sociales sobre supuestos ataques, choques con minas de la Guerra de las Malvinas o colapsos por la alta presión en las profundidades. Rumores y más rumores. El ARA 'San Juan' no iba equipado con torpedos de combate. De lo único que hay constancia es de esa explosión detectada por dos agencias especializadas. Una "anomalía hidroacústica" registrada en el área donde el comandante de la nave reportó su última posición el miércoles, 15. Y en la última comunicación vía satélite se informó de un ingreso de agua por el snorkel del submarino. El agua entró por el sistema de ventilación y llegó hasta la bandeja de baterías de la proa, produciendo un cortocircuito y un principio de incendio que fue subsanado. La nave siguió entonces rumbo a Mar del Plata con las baterías de la popa. El resto es un misterio.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario