recomendamos

El corazón de Argentina late por los 44 tripulantes del ARA San Juan

jueves, noviembre 23, 2017
Buenos Aires, 23 nov (PL) Tras ocho días la agonía crece y las esperanzas se quiebran entre los argentinos, a la espera hoy de una señal halagüeña que traiga con vida a los 44 tripulantes del submarino ARA San Juan. El misterio es quizás la palabra que más se repite en esta nación austral. El rastro del sumergible se perdió en las aguas del Atlántico Sur y hasta el momento el gran megaoperativo, el mayor de los últimos 30 años, con la colaboración de las armadas de 12 países, no ha logrado encontrarlo. ¿Que sucedió?, ¿por qué aún hoy en este siglo XXI con tanta tecnología disponible no se ha logrado hallar el ARA San Juan?, las preguntas rondan en la red social twitter donde cientos de compatriotas rezan por los 44, se encomiendan a Dios y al Comandante de la embarcación para que pueda traer de vuelta a los oficiales, muchos de ellos jóvenes.
La noticia del submarino mantiene en vilo a la nación y sobre todo a los familiares que en un principio no tenían dudas y confiaban que volverían, pero ahora algunos de ellos confiesan que están cada vez más desesperados. La esperanza hoy apunta a un indicio oficial que corresponde al miércoles 15, día en que se perdió contacto con la embarcación, que responde a una anomalía hidroacústica. El vocero de la Armada Enrique Balbi señaló la víspera en el último parte que trabajan en corroborar con diferentes medios y sensores este ruido detectado el miércoles sobre las 11 de la mañana, poco más de tres horas después de la última comunicación emitida desde el sumergible.
Esta señal coincide cerca de la posición del submarino, unas 30 millas al norte en camino a Mar del Plata, a donde se dirigía tras su salida de Ushuaia. Ya está en el área el buque Cabo de Hornos, de la marina chilena, y estaría arribando a la zona donde se concentra el mayor rastrillaje el Skandi Patagonia, que traslada a bordo el equipamiento de rescate de la Armada de Estados Unidos, explicó en el más reciente parte Balbi. Un gran despliegue por cielo y mar y un equipo de más de cuatro mil personas trabajan para hallar al sumergible en las aguas argentinas con el apoyo de 12 países en tanto la víspera el presidente ruso, Vladimir Putin, ofreció a su homólogo Mauricio Macri la ayuda de su país.
Putin adelantó que ponía a disposición inmediata un buque oceanográfico de alta complejidad, de gran utilidad para este tipo de operaciones. El San Juan no registra contacto desde el miércoles a las 07:30, hora local, cuando se ubicaba a 240 kilómetros del Golfo de San Jorge, en Puerto Madryn. Se dirigía a Mar del Plata, su apostadero habitual. La búsqueda está en una fase crítica ya que sus 44 tripulantes podrían empezar a sufrir la falta de oxígeno si la nave sigue bajo el agua.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario