Mirtha Legrand enfrenta un juicio laboral millonario por evasión fiscal

Durante 20 años no le depositó aportes y ahora enfrenta un juicio laboral millonario por evasión fiscal. Aunque siempre se jactó de tener mucamas que trabajaban para ella y hasta las mostraba en televisión a través de su programa de almuerzos, Mirtha ocultaba un oscuro secreto que Lina Rosa Díaz se encargó de sacar a la luz. Resulta que a ella, su fiel servidora, la mujer que durante 20 años le acercó la silla para que ella presidiera sus fastuosos y polémicos almuerzos, estuvo todo ese tiempo trabajando en negro. Recién cuando la echaron por creer que ella había robado joyas de la mansión Legrand-Tinayre, Lina se animó a revelar que la “diva” jamás le había hecho los aportes correspondientes por su trabajo y decidió accionar. Junto a su abogado, Hugo Icazati, le iniciaron un juicio laboral por evasión con una demanda millonaria en la que, además, se encuentra interviniendo la AFIP. La denuncia es por la infracción a la Ley 24013, y por presunto delito tipificado en la ley 23771 y sanción ley 25345 (Evasión Impositiva). La actitud de Mirtha ante esta imputación fue tan mala como su secreto: en lugar de asumir su culpa por haber mantenido en negro a su empleada, fue corriendo a los canales a pedirles a los gerentes que compartan los gastos de la indemnización porque ella participó de sus programas. A pesar de su negativa, las gerencias de los canales 7, 9, 13 y Crónica TV quedaron igualmente incorporados al proceso por su culpa. “Lina no los demanda a ellos, sólo demanda a Mirtha […] Lina quiere la indemnización que le corresponde por los años de servicios no abonados, quiere llegar a un acuerdo. De nuestra parte, queremos conciliar. Nosotros como abogados ni Lina tenemos algo personal con la Sra. Legrand. Queremos que se reconozca a Lina conforme a la ley, no queremos ni un peso más ni un peso menos”, declaró Icazati, quien además adelantó que tienen de testigos a un ex productor y un ex abogado de Mirtha que declararán en contra de ella y a favor de Lina.

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.