Murió Sylvina Walger, la autora de "Pizza con champán"

El último libro de Walger fue sobre Cristina Kirchner.
La periodista y socióloga argentina murió el miércoles aunque la noticia se conoció hoy. En su juventud pasó por Montoneros y más tarde fue una crítica feroz del menemismo y el kirchnerismoNo puede decirse que la muerte la sorprendió: le venía escapando hacía rato y tuvo la fortaleza necesaria para ganarle varias pulseadas al cáncer. La socióloga y periodista Sylvina Walger, autora de algunas de las columnas y crónicas más filosas de la sociedad y la política argentinas, murió el miércoles, aunque la noticia recién se conoció hoy. Sobre el final, que llegó en el Hospital Ramos Mejía luego de haber pasado el último tiempo de su vida en una clínica geriátrica, ya no había tantos amigos cerca como para avisar que la autora de Pizza con champagne, el libro que describió la cultura menemista desde todos los ángulos posibles y que la consagró definitivamente, había muerto. Era inteligente, argumentaba durísimo y tenía un particular talento para la descalificación, todas cualidades distintivas de personalidades fuertes pero proclives a las relaciones turbulentas. Chica bien por cuna y educación, en su juventud -como tantos de sus pares- fue militante de Montoneros (formó incluso parte de la mítica redacción de Noticias, el diario de la agrupación) y sobre el final de su carrera y de su vida, con la misma vehemencia que caracterizó su pluma mantuvo una encendida pelea con el kirchnerismo, mientras pudo seguir escribiendo ahí donde encontraba un espacio dispuesto para sus textos.Una biografía de Cristina Kirchner escrita para una editorial española en la que describía de manera brutal y agresiva a la ex presidenta ("autoritaria, amarga, pintada como una máscara y rellena de bótox, nueva rica y vulgar en el lenguaje") y en la que también que afirmaba que había habido golpes de Néstor Kirchner a su esposa, le valió la furia indignada de los seguidores de la ex mandataria, quienes a través de las redes y diferentes medios cuestionaron su trabajo. El matrimonio Kirchner era para Walger la encarnación de la ambición desmedida, el oportunismo y la corrupción y La Cámpora, "analfabetos" que "no conocen historia argentina". Entre su juventud montonera y su crepúsculo furiosamente antikirchnerista, hubo varios libros -el arco de su interés iba de Susana Giménez a Punta del Este y de la TV de los 70 al menemismo-, un exilio en España, una carrera como columnista refinada de todos los temas posibles e imaginables y hubo, también, muchas amistades que fueron quedando por el camino. Fue íntima amiga de Jacobo Timerman (estuvo incluso a punto de hacer una biografía del director de La Opinión junto con Orlando Barone, de quien fue muy amiga hasta el kirchnerismo) y tenía vínculos amistosos con muchos colegas argentinos y del extranjero, como la española Maruja Torres.

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.