MARCELO TINELLI REGISTRA SU MARCA HISTORICA MAS BAJA EN RATING

¡Pum para abajo!
“Me conformo con 16 o 17 puntos”, decía Marcelo Tinelli: pero para alcanzar ese promedio en toda la temporada, deberá evitar continuar con la tendencia bajista que caracterizó su primera semana al aire. La señal de alarma para “ShowMatch” en cuestión de rating se encendió ya desde su apertura: en el primer programa de 2017, Tinelli alcanzó la marca de 27.4 puntos de promedio, una cifra estratosférica para la televisión de aire nacional, pero que resultó la más baja de la historia del envío. El año pasado, el primer programa de Marce había alcanzado 34.6 puntos de promedio, 7 puntos más que esta temporada. Y cuatro envíos más tarde, el programa ya perdió 10 puntos en el promedio, apenas superando los 17 que pretende promediar durante toda la temporada el jueves, y con pocas cartas por jugar en términos de figuras. Ya pasaron Fede Bal y Laurita Fernández, la pareja más escandalosa del momento que apenas garantizó superar los 20 puntos, y luego llegó la hora de lo “bizarro” con La Tigresa del Oriente y su renuncia, que bajó a 17.5 puntos. Y entre los bailarines que quedan por presentarse, pocos asoman como imanes para la audiencia... No se trata, sin embargo, de una cuestión de nombres: el rating de Marce viene en picada hace un lustro, y tras alcanzar 29.9 puntos de promedio durante la temporada 2010, cayó en los últimos siete años hasta promediar 16.9 puntos el año pasado. Todo, en el marco de un panorama general crítico para la televisión abierta, que ha perdido casi el 40% de sus televidentes en los últimos diez años, que significan más de doce puntos de rating, en el marco de la avanzada del cable, las nuevas pantallas y la oferta de televisión internacional. Y la diversificación de la oferta significó para el público, sobre todo para el público más joven (un nicho valioso debido a su poder de consumo) conocer que otras propuestas eran posibles: el espectador se volvió más sofisticado y la propuesta de Marce se fue agotando no solo por la repetición propia de un certamen que lleva once años al aire, sino por la comparación con producciones internacionales. El agotamiento del formato fue avistado por la producción, que buscó realizar algunas modificaciones esta temporada (habrá menos jurados para agilizar las devoluciones y dos bailarinas elegidas a través de casting), aunque, en el fondo, sabe Tinelli que no mucho cambiará: porque promediando los 16 o 17 puntos que planifica (probablemente, si la tendencia bajista continúa, serán menos) liderará cómodo una televisión cada vez más fría, donde los perseguidores de la competencia en el horario central, “El Sultán” y “Josué y La Tierra Prometida”, apenas marcan 12 puntos de audiencia. Y seguirá siendo el programa que más dinero recibe por su pauta publicitaria.

1 comentario:

  1. BASTA DE MENTIRAS, DEJEN DE SUBESTIMAR A LA GENTE. DEJA DE VENDER BOSTA CABEZA.

    ResponderEliminar

Con tecnología de Blogger.