Demencial ataque 'procastrista' a la tienda de Kim Kardashian

Un mujer ataca la tienda de Kim Kardashian (y amenaza con matar a su familia)Un mujer ataca la tienda de Kim Kardashian (y amenaza con matar a su familia)
La reconocida Kim Kardashian no gana para disgustos. Y (teniendo en cuenta las cifras astronómicas a las que ha de ascender su cuenta corriente) ya es decir. ¿El último? Un ataque, con arma blanca incluida, a su tienda de Los Ángeles.Al parecer y según informó el Departamente del Sheriff del condado a los medios locales, una mujer armada con una pistola entró en el establecimiento de DASH en West Hollywood y, después de amenazar al empleado que en aquel momento allí se encontraba y de gritarle "manténgase alejado de Cuba", se marchó.
Una hora más tarde, volvió, en esta segunda ocasión con un machete, y de nuevo agredió verbalmente al trabajador; diciendo cosas como "los Kardashian morirán será asesinados si pisan territorio comunista o si se meten con la familia Castro". Acto seguido, salió a la calle donde varios transeúntes atraídos por el revuelo inmortalizaron el momento con sus teléfonos móviles. Cuando alguien que por allí pasaba le dijo que se callara, la mujer también le amenazó. Luego, según cuenta la cadena pública NBC, simplemente se fue y se perdió entre los bulevares.Por el momento, ni Kim ni ningún otro miembro de la familia Kardashian ha dicho nada al respecto del incidente. He aquí el vídeo del suceso, publicado en el canal de Youtube de FOX 11 Los Ángeles.
La pregunta clave ahora es: ¿por qué? ¿Qué tiene que ver el clan Kardashian con Cuba, los Castro y esa mujer? Probablemente, nada. Pero tal vez esto esté relacionado con aquella visita de la familia a la isla (para grabar algunos episodios de su reality) en que Kim se paseó por La Habana en descapotable y Khloé posó junto a un monumento a Fidel en Instagram. No tenemos datos para asegurarlo. Sea como sea, lo que está claro es que a Kim, que en estos momentos se encuentra esperando su tercer hijo por gestación subrogada, el susto ya no se lo quita nadie.

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.