El testigo "de los binoculares" había estado preso por ocupar tierras

Caso Santiago Maldonado.Matias Santana y miembros de la Comunidad Mapuche en el territorio del Pu-Lof Resistencia Cushamen Fiscalia Esquel.05.09.2017Foto. Maxi Failla - FTP CLARIN _MFA2105.JPG Z: Caso Santiago Maldonado. Matias Santana y miembros de la Comunidad Mapuche en el territorio del Pu-Lof Resistencia Cushamen Fiscalia Esquel. 05.09.2017 Foto. Maxi Failla - FTP CLARIN _MFA2105.JPG Z
-¿Ustedes habían participado de un ataque al famoso puesto de la estancia de Benetton? -No. No, no. Acá, a ver, volvemos a lo mismo. Nosotros no desvalidamos las acciones por la Resistencia Ancestral Mapuche.Pero nosotros somos parte del Movimiento Mapuche Autónomo de Puel Mapu. Matías Santana, el joven mapuche que tres semanas después declaró ante la Justicia haber visto "cómo a Santiago (Maldonado) se lo llevó Gendarmería" el 1 de agosto, le aseguró ayer a Marcelo Longobardi, en radio Mitre, no tener nada que ver con la agrupación RAM.
Rechazó así lo dicho por el secretario de Derechos Humanos Claudio Avruj, quien lo había señalado como "vocero" de ese grupo y había indicado que "es un hombre que ocupa un lugar muy importante dentro de la estructura".Sin embargo, Santana tiene varias causas en su contra y aparece muy vinculado al líder de la RAM, Facundo Jones Huala. Clarín tuvo acceso a la causa en la que ambos fueron detenidos en mayo de 2016 por ocupar tierras de Benetton en Chubut. La ocupación del predio "Vuelta del Río", ubicado sobre la Ruta Nacional 40, en el tramo que une Leleque con El Maitén, ocurrió en marzo de 2015, según denunció Compañía de Tierras del Sud, propiedad del Grupo Benetton. Por este motivo se abrió una causa, bajo el legajo fiscal N°31.829.
En esa misma causa se denunciaron otros hechos, como el incendio de casillas y disparos intimidatorios con armas de fuego a empleados de los Benetton, hurto de unas 140 ovejas, 30 vacas y 15 terneros. Pero el más grave sucedió el 3 de octubre de 2015, cerca de donde se ocuparon esas tierras. De madrugada, un grupo de 6 encapuchados ingresaron a la casa de un puestero -a cargo del Puesto 15 "Pescado"- que descansaba junto a su esposa y sus tres hijos. Lo redujeron, amenazándolo con armas de fuego, y lo forzaron a meterse en el río. En pleno invierno fue obligado a permanecer ahí durante dos horas. Hasta que, tras someterlo a un simulacro de fusilamiento, efectuando varios disparos, se retiraron. Antes, le robaron los celulares, pincharon las cubiertas de su vehículo y le rompieron el equipo de radio VHF para que no pudiera pedir ayuda.
Con todos estos antecedentes, recién 14 meses después, y tras la insistencia de la fiscal Camila Banfi, el 27 de mayo de 2016, el juez Martín Zacchino dispuso un allanamiento al predio, donde además de Santana y Jones Huala fueron detenidas otras seis personas, acusadas de los delitos de usurpación y de abigeato (robo o hurto de ganado) agravado: Fernando Eloy Jones Huala, Nicolas Hernández Huala (menor de edad), Andrea Millañanco, Rodrigo Jaramillo y Sergio Ruiz. Este último, también fue acusado por tenencia de arma de guerra. Pero el único que quedó detenido fue Jones Huala -y puesto a disposición del juez federal Guido Otranto- por pesar sobre él un pedido de extradición del gobierno de Chile, que lo acusa de varios delitos: terrorismo, tenencia de arma de fuego, incendio de propiedad con habitantes adentro y violación de la ley de extranjería.
Más allá de recuperar la libertad en el día, tanto Jones como Santana siguen imputados en esa causa. Santana, por caso, recibió la última notificación el 8 de febrero de este año. El juez Zacchino le envió la nota a su domicilio constituido: el predio que había ocupado ilegalmente en marzo de 2015. Lo expuesto por Santana ante Longobardi no implica que no haya visto a la Gendarmería llevándose a Maldonado. Pero tampoco es la primera contradicción. Tras señalar que perdió los binoculares con los que presuntamente vio desde lejos el momento en el que agarraban a Maldonado, habló de la indumentaria que supuestamente tenía el joven artesano. "Vi cómo tres gendarmes le pegaban a un bulto que tenía una campera de color celeste que yo le había prestado esa mañana”, dijo. En los videos que aportó a la Justicia, la familia de Maldonado advierte que se lo ve con una campera negra.

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.