Cristina Kirchner se encamina hacia un mega juicio oral por sus causas de corrupción



Con cuatro procesamientos, tres imputaciones y embargos por más de 10.200 millones de pesos, el complejo frente judicial de Cristina Kirchner se encamina a un megajuicio contra ella por corrupción. El Tribunal Oral Federal 9, que tiene asignada la causa conocida como “la ruta del dinero K”, evalúa pedir la conexidad con otros expedientes que comenzarán a elevarse a juicio en el primer semestre.La fotografía podría mostrar a la ex Presidenta sentada junto a sus hijos Máximo y Florencia, a pocos metros de su ex socio comercial Lázaro Báez, que se acomorará en el banquillo junto a sus hijos. En la misma sala y aunque siempre fueron enemigos, estará también Cristóbal López. Todos reunidos en un mismo juicio, para responder -junto a la participación de otros actores- por la gran “matriz de corrupción que comenzó el 25 de mayo de 2003”: el día que los Kirchner llegaron a la Casa Rosada. La llave para concretar esa escena la abrió la Sala II de la Cámara Federal porteña, cuando los jueces Martín Irurzun y Eduardo Farah votaron que no había causas aisladas.Según lo investigado en Comodoro Py, Báez brindó el entramado societario para captar los fondos públicos (causa “Vialidad Nacional”): 52 contratos “plagados de irregularidades” por $ 46.000 millones. Luego, el empresario K “vehiculizó parcialmente los fondos a las manos privadas de quienes entonces eran funcionarios públicos, como Néstor y Cristina Kirchner”, algo planteado en las causas Los Sauces y Hotesur. Y además de “sacar fondos del país para posteriormente reintroducirlos de manera de ocultar su origen”, que es la instancia que investiga “la ruta del dinero K”. La ex Presidenta se encuentra imputada como coautora de lavado de dinero en esta última causa, y aún resta que el juez Casanello -tras el pedido de la Cámara Federal- defina su situación. El magistrado planteó que no la indagará porque ya es investigada en otros expedientes y se correría el riesgo de un doble juzgamiento, pero la Sala II sostiene que ante la posibilidad de un megajuicio no puede omitirse la indagatoria de Cristina en “la Ruta del dinero K”. Esta causa investiga maniobras de lavado que tienen como protagonista a Báez.El TOF 9 fue el sorteado para llevar adelante el juicio de esta causa, y según pudo saber Clarín sus integrantes -como el fiscal del tribunal Carlos Giménez Bauer- solicitarán que a medida que se eleven las demás causas por corrupción contra Cristina y sus hijos, Lázaro Báez y Cristóbal López, -entre otros imputados que se repiten en las investigaciones- sean unificadas bajo el mismo TOF. “Todas las causas muestran partes de una misma maniobra y deberían abordarse en un mismo juicio”, señalaron fuentes judiciales a Clarín. Esto acarrea dificultades operativas: todos son grandes expedientes, con más de 200 cuerpos cada uno. “Operativamente se necesita un equipo de fiscales, y más adelante deberá pensarse en el espacio físico”, indicaron.El Tribunal espera que sea elevada a juicio la causa que investiga el direccionamiento de la obra pública a favor de Báez, porque fue calificado como el delito precedente de los demás expedientes, que investigan lavado. En este caso, Cristina Kirchner junto a Julio De Vido, José López y Carlos Kirchner, entre otros ex funcionarios, están procesados junto a Lázaro por asociación ilícita y fraude al Estado. Esta semana, el juez Julián Ercolini ya estará en condiciones de elevar a juicio este caso clave. Mientras, el fiscal Gerardo Pollicita trabaja en la elevación de la causa Los Sauces (la inmobiliaria de los Kirchner que tuvo a Báez y López como principales inquilinos), en la que Cristina y sus hijos junto a los empresarios K están procesados por el juez Claudio Bonadio por lavado de dinero y asociación ilícita. El juez Ercolini que reúne las causas contra la ex mandataria, debe definir su situación procesal en la causa Hotesur, la firma dueña del hotel Alto Calafate que es investigado por lavado de dinero. Si el plan de los jueces y el fiscal se concreta, todos estos expedientes podrían terminar en el TOF 9 ,que se preparará para un “mega juicio” de dimensiones “similares al del juicio a las Juntas militares de 1985”, por la extensión y cantidad de documentación con la que cuenta, según explicó a este diario una fuente vinculada a dichas causas. Aunque no hay plazos para las definiciones, en tribunales estiman que durante marzo podrían cerrarse las investigaciones pendientes, y que antes de la feria judicial de invierno podría saberse si el plan del TOF 9 se llevará a cabo. Y cuándo. FUENTE CLARIN.COM

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.