¿Mala suerte en el amor? Tal vez esta sea la razón


Muchas veces te esfuerzas demasiado y pones mucha energía la relación en la que estas y por más que sea no funcionan, por más que intentes… Si es así esto es para ti, te tenemos algunas actitudes que pueden llevarte a terminar con esa persona especial. Temperamento. En caso de que tu neurosis te gane y grites o te quejes en todo momento, las personas querrán huir de ti de inmediato. La edad. Si tu pareja tiene menos años podría ser un problema si la relación no es completamente madura, ya que podría esconderte de sus amigos y familiares, lo cual no es nada agradable. En caso contrario tampoco lo sería, ya que ese pequeñín querrá que lo trates como tu nueva pareja con todo lo que ello implica. El tiempo. Si eres una persona sumamente ocupada y te interesa más tu trabajo que tus relaciones personales no hay mucho que hacer. Tu crecimiento personal merece uno que otro sacrificio que pocas personas pueden aguantar. Inmadurez. La edad no representa que tan madura es una persona, uno tiene que conocerse, controlarse y motivarse. Así que si tu pareja no llena tus expectativas es mejor decir adiós y si eres tu la que no termina de madurar trata de centrar tus ideas. Los celos. Así como lo lees, los celos, los secretos y la ausencia desgastan todo el cariño que una pareja se podría tener. Las parejas no tienen porque contarse todo, pero si lo más importante que les pasa en el día.

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.