¿Conviene? La cuota de los UVA ya iguala a los tradicionales

El ritmo sostenido que viene teniendo la inflación en los últimos dos años hizo que desde abril, los deudores hipotecarios que accedieron a una vivienda con un crédito UVA tomado en marzo de 2016, pasen a pagar una cuota similar a los que tomaron un crédito tradicional. El analista financiero financiero Cristhian Buteler hizo un estudio mes a mes. El ejercicio consistió en comparar cómo le fue a quien obtuvo hace dos años un crédito hipotecario del Banco Nación por un millón de pesos a 20 años (240 cuotas) en función de si eligió hacerlo por el método tradicional (sistema francés, con tasa fija del 14% por tres años y luego variable) u optó por hacerlo con ajuste UVA a igual plazo desde el inicio. "La comparación toma el crédito que ofrecía en este último caso el Santander-Río, que era UVA+6,95%, porque el Nación no tenía a 20 años entonces", aclara Buteler. Aun beneficiados por el tramo de tasa fija que les caducará en un año, los que eligieron la opción tradicional seguirán pagando una cuota de $12.435, como desde entonces. Pero los que se endeudaron por UVA y habían comenzado con una cuota de $7915 en abril de 2016 pasarán a pagar una de $ 12.428 el mes próximo. Esto quiere decir que lo que era una diferencia de $4520 (57%), por la sostenida inflación, quedó reducida a apenas 7 pesos (0,06%). En paralelo, mientras los primeros achicaron en $33.574 el capital adeudado (cayó de $1 millón a $978.854, es decir, en una pequeña porción porque el sistema francés implica devolver al banco primero los intereses), los segundos lo vieron crecer sostenidamente hasta llegar a $ 1.529.466 (53%), por los ajustes que impone el mecanismo de indexación. En relación con los salarios, la comparación también es hasta ahora gananciosa para los que asumieron el riesgo de endeudarse, según destacan en el Banco Central. Sin embargo, la estadística tiene sus particularidades. "El incremento nominal de los salarios fue de 27,4% durante el año pasado (diciembre 2017 vs. el mismo mes de 2016), impulsado por el aumento de 31,5% de la remuneración de los trabajadores no registrados, pero fue del 26,5% para los registrados, del 27,3% para registrados privados y del 24,9% para los trabajadores del sector público, que solo llegaron a empatarle a la inflación", observó la consultora Ecolatina. La duda sobre todo es en torno al alza de precios que no da tregua. Además el Gobierno planteó la posibilidad de limitar los aumentos salariales al 15%. Si la ecuación para los que opten por endeudarse con créditos UVA invertiría sus términos en relación con los salarios.

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.