Otra de Andrea del Boca: pretendía vender la novela en el exterior y quedarse con toda la plata


De eso la acusa el juez Ramos, en base a un informe de la SIGEN que reveló las cláusulas “leoninas” de Mamá Corazón, la tira inconclusa pagada con millonarios fondos públicos, que beneficiaban a la productora y perjudicaban al Estado. Postergación para De Vido. La telenovela Mamá Corazón, financiada por el Estado Nacional, fue ideada para ser vendida al exterior por la productora de Andrea del Boca, a+A Group SRL. Para ello, en el contrato que firmó con la Universidad Nacional de San Martín el 22 de julio de 2015 se incluyó una cláusula “leonina” que le daba exclusividad de venta internacional por 60 meses prorrogables por igual lapso de tiempo. Esto iba a suceder sin que la Universidad, firmante del contrato como parte de un convenio con el ahora ex Ministerio de Planificación Federal, pudiera reclamar “la participación económica o jurídica de lo producido de la venta internacional”. Esta es sólo una parte de la acusación que formalizó el juez federal Sebastián Ramos contra la actriz y que se le leyó durante la declaración indagatoria en los tribunales de Retiro, según informaron a #BORDER fuentes judiciales. Demacrada, con el pelo recogido y anteojos oscuros, Del Boca llegó a Comodoro Py 2002 dispuesta a no decir palabra ante el magistrado y pidiendo respeto a la prensa por la situación que atraviesa: su padre está muy mal de salud.embargo, los ritos judiciales suelen imponerse a la voluntad de famosos y famosas una vez que traspasan las escalinatas del edificio. Tuvo que anunciarse por ventanilla junto a su abogado, esperar a que se le franqueara el ingreso, sentarse, dar sus datos personales y escuchar la lectura de la imputación: el escrito judicial que precede a toda declaración de un acusado y en la que el juez le comunica las pruebas en su contra para que pueda defenderse. Ella optó por el silencio, sin responder preguntas y entregó un escrito. El trámite duró unos diez minutos. En su defensa escrita, resumió su carrera en cine y televisión, sostuvo que nadie le pidió coimas o retornos por firmar ese contrato y que no advirtió que hubiese algo irregular o que le despertara dudas en todo el trámite. Por la telenovela que nunca se emitió cobró como adelanto 25.652.160,99 pesos, un 76,01 por ciento del costo de producción final consignado en el contrato, se detalló en la acusación a la que accedió #BORDER. Ese dinero salió de las arcas del ex Ministerio de Planificación Federal a cargo por entonces del ahora detenido Julio De Vido, quien será indagado finalmente el 23 de marzo por videoconferencia desde la cárcel de Marcos Paz. El ex funcionario tenía fecha para mañana pero fue pospuesta. “Dicho contrato tuvo lugar a través de la modalidad de adjudicación directa, infringiendo la normativa vigente en materia de contrataciones públicas”, escuchó Del Boca sobre la imputación en su contra leída en el juzgado. El juez se basó además en una auditoría de la SIGEN que en abril de 2017 aludió a las cláusulas arbitrarias del convenio y en particular a la venta en el exterior de la tira. Es decir, la productora preservó para sí esa veta del negocio por la telenovela pagada con dinero del Estado argentino como contenido para la televisión digital local, o eventualmente, un canal de aire. Según la SIGEN, las cláusulas “arbitrarias o leoninas determinaron que la reserva de derechos de propiedad intelectual inherentes al autor, otorgando a la casa productora la exclusividad de comercialización internacional por un período de sesenta meses, prorrogables por otro plazo idéntico”. De acuerdo al análisis judicial para la imputación, se dejaba “expresamente” aclarado que la Unsam y el BACUA (Banco Audiovisual de Contenidos Universales Argentino) no participarían de la comercialización internacional ni podrían reclamar participación económica o jurídica de la venta internacional. La SIGEN recomendó a la UNSAM, se recordó en el juzgado, iniciar acciones legales para solicitar la nulidad del contrato, que aún está vigente con la productora de Del Boca por “encontrarse comprometido el interés público”. Ramos ordenó las indagatorias luego de recibir el resultado de una pericia y escuchar como testigos a los actores contratados, entre otras pruebas que ordenó. En la causa hubo otros indagados, como el rector de la Universidad Nacional de San Martín, Carlos Ruta, y el ex secretario ejecutivo del Consejo Asesor del Sistema Argentino de Televisión Digital, Luis Vitullo. En estos casos, se pidieron explicaciones por ambas producciones. andrea del boca tribunalesCon Del Boca y De Vido se cerrará la ronda de declaraciones indagatorias previstas y el juez quedará en condiciones de resolver la situación procesal de todos los acusados.
FUENTE: BORDERPERIODISMO.COM

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.