Hay un paso que NO cumples en tu maquillaje y lo está arruinando

Seguro que, como todas, tienes un ritual a la hora de maquillarte. Pues olvídalo porque hay algo que estás haciendo mal. ¿Limpias tus brochas? Vamos a convencerte de que, a partir de ahora, lo hagas a conciencia. En cuanto a maquillaje, cada una tenemos nuestros trucos y rutinas. Las preferencias en cuanto a productos y las necesidades del día a día nos llevan a buscar lo que mejor se adapta a nosotras. Por lo que cuando ponemos en común los pasos que seguimos para acicalarnos, no siempre resultan similares al del resto. Sin embargo, vamos a aventurarnos a hacer una afirmación, pues seguramente hay un paso que ninguna hacéis. Para ser sinceras también pertenecíamos a ese grupo hasta hace bien poco, ya que la pereza nos superaba y éramos incapaces de cumplir con un paso fundamental para un maquillaje perfecto. Nos referimos a limpiar las brochas, y la importancia que esta tarea tiene no solo para el resultado del look, sino para la piel del rostro. Puede que hacerlo todos los días suponga un gran esfuerzo y prácticamente una misión imposible. Eso sí, es recomendable hacerlo una vez a la semana. La suciedad y las bacterias se quedan impregnadas en las brochas, sin darte cuenta, vuelve a pasarla una y otra vez por el rostro. Esto es especialmente perjudicial si sufres acné y tus poros están abiertos. Al no aclararlas, estas también se apelmazarán y su contacto con tu piel resultará más duro y violento ya que perderán la suavidad. Debido a esto último, pueden aparecer rojeces o picores. En cuanto al resultado del maquillaje es probable que la brocha (al estar sucia) aplique más producto en un sitio que en otro por lo que este quedará desigual. Por no mencionar que se mezclará con los restos de otros maquillajes y no conseguirás el color deseado. En definitiva, un gesto tan obvio (pero que tenemos olvidado), puede cambiar por completo el rostro y el maquillaje. Lavar bien las brochas resulta indispensable, así que conciénciate para introducirlo en tu rutina de belleza.

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.