Los argentinos que brillan con Soda Stereo en el Cirque Du Soleil


"Sép7imo día: No descansaré" vuelve a presentarse en el Luna Park para su despedida final. Con 35 artistas en escena de 14 nacionalidades diferentes, el show confirma cómo Gustavo Cerati, Zeta Bosio y Charly Alberti unieron a un continente y al mundo entero con su música.


“Soda Stereo es el Soundtrack de la vida de muchas personas”: coinciden Florencia Aracama y Nicolás Busso sobre la influencia de la banda ícono del rock cuya música hace vibrar y emocionar al público del Cique Du Soleil en cada función de “Sép7imo día: No Descansaré”. El show recorrió el mundo con la música de Gustavo Cerati, Zeta Bosio y Charly Alberti y vuelve al país para su despedida.

Subir una soga sin piernas, hacer verticales, caminar, mortal tras mortal. Esto y más tuvieron que demostrar Florencia y Nicolás cuando decidieron apostar por su carrera y audicionar para el Cirque Du Soleil mientras estaban instalados en Israel. Si bien el casting requiere de ciertos conocimientos y experiencias acorde a cada disciplina, nunca especifica para qué show aplican los artistas: “Cuando supimos que se trataba del de Soda Stereo fue una emoción doble”, recuerda la gimnasta en diálogo con Ratingcero.com.

Con tan solo 4 años, Aracama empezó sus entrenamientos en gimnasia rítmica y a sus once ya era parte del Equipo Nacional. Busso, por su parte, comenzó en artística a los seis y a los quince entró al Seleccionado. Fue en ese escenario donde se conocieron, se enamoraron y ahora representan juntos al país.

“Se nos dio la oportunidad de ir al exterior a perfeccionarnos y entrenar. Ahí nos pudimos comparar con otros artistas y nos dimos cuenta que no estábamos tan lejos de su nivel”, reconoce Florencia. Al principio la idea solo era “practicar inglés y viajar” pero las ganas de formar parte del Cirque Du Soleil siempre habían estado presentes.

En febrero de 2016 la gimnasta mandó sus videos y su pareja lo hizo tiempo después. A los pocos meses los llamaron y les confirmaron que iban a ser parte del Cirque el mismo día que Nicolás le propuso casamiento a Florencia en lo alto de la Torre Eiffel.

“Es un privilegio y un orgullo trabajar de lo que te gusta, entretener a la gente que vive un momento de alegría y emoción”, describe Flor sobre su sentimiento a la hora de interpretar a “Femme Solaire”. “No deja de ser un show de rock, el público salta, canta y grita”, agrega Nico sobre “Sép7imo día: No descansaré”, un espectáculo poco convencional en el que público está parado, a un metro y medio de los artistas y la energía se siente como si fuera el campo del Estadio Monumental cuando en 2007 Soda hizo su último show. “Sos parte de lo que pasa”, remarcan.

Por Luli Carossia - Ratingcero

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.