EL ESCANDALO SACUDE A SARAH JESSICA PARKER

Puede que haya sido solo un malentendido, o no; fuera como fuese, la actriz Sarah Jessica Parker ha sido acusada de haberse quedado con un joyas prestadas de la firma Kat Florence Design -de la que fue embajadora- valoradas en 120.000 euros. Según informa «Page Six», que ha tenido acceso a los documentos judiciales del caso, la joyería mantiene que cedió un par de piezas a la intérprete en marzo de 2016 para una sesión de fotos y acordó dejárselas durante dos meses, pero que aún no se las ha devuelto.Ahora, dos años y medio después la joyería pide, a través de su abogado, que se les pague el total del valor de las joyas (unos pendientes de casi 41.000 dólares y un anillo de más de 27.000 dólares, entre otras). Sin embargo, la actriz que dio vida a Carrie en la popular serie «Sexo en Nueva York» niega estas acusaciones. «Son totalmente falsas», ha señalado Ira Schreck, abogado de Parker, quien ha explicado que su clienta tenía un «contrato» con la firma y que fue esta misma la que le pidió «que se quedara las joyas y las llevara en alfombras rojas y otros eventos cuando fuera apropiado». El letrado sostiene la honestidad de la actriz. «Es una persona confiable como cualquiera que haya conocido. Ella nunca se aferró ni se aferraría a nada que le perteneciese a otra persona. De hecho, ella ha querido devolver las piezas desde que Kat Florence dejó de pagarle, pero la compañía no parecía muy interesada en recuperarlas», ha apuntado.

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.