Costa Atlántica: hasta tres veces más barata que Punta del Este


Por la disparada del dólar el año que cerró, los precios cambiaron y este año veranear en la Costa Atlántica puede costar la mitad que en destinos de países vecinos. El ejemplo más claro es la comparación con Punta del Este, donde por algunos productos o servicios se llega a pagar más del doble o el triple que en las playas locales. Los ajustes en las listas de precios por esta zona promedian un 35% con respecto al último verano, pero la gran diferencia con los balnearios del exterior se da a partir de la fuerte devaluación que sufrió el peso en 2018. El dólar que se gastaba afuera ahora se traduce en pesos que rinden más en la costa argentina, señala La Nación En un restaurante, se puede comer -y muy bien- por 350 a 500 pesos con entrada, plato principal, postre y una bebida clásica (gaseosa, porrón de cerveza o copa de vino). En Punta del Este, en cambio, sin ningún descuento, sale entre 800 y 1000 pesos argentinos. Un desayuno completo en un local con vista a la playa en Mar del Plata, por ejemplo, oscila entre $150 y $250. Y un café, entre $50 y $70. ¿En Punta del Este? Solo el café se paga más de $170. Y un tostado de jamón y queso está por encima de los $300, cuando en la costa cuesta $120. Los turistas, que siempre encuentran lugares que los sorprenden con algún exceso, admiten que en el caso de Mar del Plata los valores están muy acomodados. En particular en la gastronomía, donde la multiplicidad de ofertas permite elegir y encontrar la opción que mejor se adapte al presupuesto de vacaciones de cada familia. Como es costumbre, en tanto, en Pinamar los precios son un poco más altos que en esta ciudad. Para alquilar, explicó, no recurrieron a una reserva previa: "Fuimos a la calle Corrientes, donde más inmobiliarias hay, y entramos en una y otra más de una vez hasta que nos mejoraron el precio", dijo. Por 15.000 pesos se alojaron en un cómodo departamento en el centro. La hotelería también ha flexibilizado ciertos valores, en algunos casos al incorporar, por el mismo precio, el desayuno que no estaba contemplado en el valor de lista. En las casas particulares todo es oferta y demanda: por ahora hay disponibilidad y en la habilidad de negociar del cliente, con billete en mano, está la posibilidad de lograr más descuentos. Mercedes Laprida, que vive en el barrio de Belgrano, eligió Punta del Este para recibir el año con su familia. "Esta supercaro -dijo-. Siempre veníamos a casas y este año alquilamos dos departamentos. Somos 13 personas". En esa ciudad balnearia, un departamento de un dormitorio, en el que logran alojarse cuatro personas, puede conseguirse por 2.200 dólares la quincena. Una casa chica, desde los u$s2500. Aunque los precios varían mucho según la zona.¿Cuál es la estrategia para pagar precios más cercanos a los de la costa argentina? Recurrir al pago con tarjetas ya que hay una devolución del Impuesto al Valor Agregado (IVA) del 22%. A eso se le pueden sumar las promociones que lanzaron diferentes bancos con sede en ambos lados del Río de la Plata. En este punto, hay que tener en cuenta que los beneficios correspondan a las entidades argentinas. "Si bien en un balneario un agua puede llegar a costar 200 pesos, en el supermercado los precios son parecidos a los del país", dijo Sofía Brissolese, que fue a Punta del Este a recibir el año junto a sus amigas veinteañeras. Donde también notó una gran diferencia fue en el precio de la nafta. Cargar el tanque de un Peugeot 208 les salió en Buenos Aires $1650, mientras que en Punta del Este, $2800, detalla La Nación. "Llevamos enlatados y alimentos no perecederos desde acá. Además, fue clave pagar con tarjeta de crédito y de débito porque te reintegran el IVA. También hay que estar atento a qué banco auspiciaba cada lugar y preguntar por los descuentos, ya que no te los dicen de antemano". En las playas de Mar del Plata también hay que caminar para buscar la opción que mejor rinda. Una vez que se elige el sector de balnearios preferido hay que consultar en cada parador porque los valores no son uniformes. En promedio, se paga unos 1500 pesos por día por una carpa en La Perla y Punta Mogotes. Si la búsqueda apunta a lugares más cotizados como Playa Grande o el sur del faro, allí todo resulta más caro y hay que pensar en más de 2000 pesos por jornada. En todos los casos, hay que agregar de 200 a 350 pesos por el estacionamiento. Y en la gastronomía, el abanico de precios en la costa es aún más amplio. Pizzas de mozzarella por 150 a 250 pesos. Las rabas, a 300 promedio por porción. Aunque en Punta del Este pueden llegar a pagarse más de $650. Una parrillada para compartir se ofrece en la zona de la calle Güemes por 550 pesos y una milanesa con guarnición de papas, también para dos personas, se paga unos 250 pesos. Una hamburguesa completa, unos 200 pesos (en Punta del Este, por encima de los $400). Para tomar, agua o gaseosa chica se pagan hasta 70 pesos (en Punta del Este, tres veces más) y la cerveza va desde los $90 a los $140 según la marca preferida, indica La Nación. Los teatros, en tanto, empezaron la temporada a fines del mes pasado y recién está tomando fuerza. Los valores en boletería oscilan entre $600 y $900 según la obra que se elija. Personal de un complejo de salas destacó que la venta está creciendo, pero que aparecen cada vez más los espectadores que aprovechan las tarjetas de beneficios, sean de crédito o fidelización por marcas. Eso significa acceder a promociones 2x1 o reintegros de hasta 50% de acuerdo al banco con el que se opere. Algo similar con lo que ocurre entre los argentinos que eligieron pasar el verano del otro lado del Río de la Plata.

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.