Cristina Kirchner presentó un escrito para defenderse de ocho acusaciones en su contra


A las 8:48, más de una hora antes del momento en que la esperaban (a las 10), Cristina Kirchner llegó a Comodoro Py para afrontar su segunda indagatoria en la causa de los cuadernos de la corrupción y la octava desde que dejo la Casa Rosada. Pero esta tiene una particularidad con respecto a las anteriores: la acusación es por ocho hechos y la ex mandataria, como de costumbre, se defendió con un escrito. Cristina Kirchner no estuvo acompañada por la militancia. De vestido blanco y vivos negros, pantalón y zapatos, se movilizó en un Toyota Corolla gris plata, saludó a los periodistas que la esperaban en uno de los ingresos laterales del edificio judicial de Retiro e ingresó rumbo al cuarto piso. Allí se encuentra el juzgado de Claudio Bonadio, donde se montó un operativo especial de seguridad. La de hoy no es una fecha cualquiera para el ex mandataria: su ex marido y ex presidente Néstor Kirchner hubiese cumplido 69 años. De hecho, esta mañana en una serie de mensajes la ex jefa de Estado insinuó que Bonadio eligió la fecha adrede para incomodarla. Además, denunció una persecución judicial en su contra. "Pretende hacerme responsable, una vez más, de la misma presunta asociación ilícita por la cual estoy siendo investigada ante otro juzgado de este fuero y ante dos tribunales orales. Algo inédito e inexplicable que únicamente puede comprenderse en el marco de una persecución y ensañamiento al que sólo se atrevieron gobiernos totalitarios en tiempos en que el Estado de Derecho se encontraba suspendido", aseguró Cristina Kirchner. Esta es una nueva tanda de 101 indagatorias que citó el magistrado y que comenzaron la semana pasada y se extenderán hasta el 11 de marzo. También fueron citados el ex ministro de Planificación Federal Julio De Vido, el ex secretario de Obras Públicas José López, y muchos empresarios. Entre ellos, Angelo Calcaterra -primo del presidente Mauricio Macri-, Aldo Roggio, José Cartellone, Carlos Wagner y Juan Chediack. Todos ya están procesados en el expediente. Las nuevas indagatorias en la causa de los cuadernos la desencadenó la declaración como arrepentido del financista Ernesto Clarens, quien confesó que lavaba el dinero que los funcionarios recaudaban de las coimas y aportó el nombre de empresarios.

No hay comentarios.:

Con tecnología de Blogger.