#BakeOffArgentina LA CARTA que tiene Telefe para descalificar a Samanta


Este domingo tendrá lugar la final del que se convirtió en el programa más visto de los domingos de cuarentena. Si, estamos hablando de "Bake Off Argentina: El Gran Pastelero", en el cual, desde la pantalla de Telefe a las 22.30, Damián Pier Basile y Samanta Casais se enfrentarán en el último y gran duelo. ¿Pero el resultado que se verá al aire será el definitivo? La pregunta aún no tiene respuesta. Por eso el canal y la productora Turner trabajan contrarreloj intentando encontrarle una solución al conflicto. Es que luego de que se descubriera que Samanta había trabajado previamente como profesional, el reality quedó bajo la lupa y su definición, que fue grabada hace un año, podría ser modificada. "Nuestros equipos se encuentran llevando a cabo las averiguaciones tendientes a su verificación, como así también cualquier posible inobservancia a las reglas de participación. En el caso de verificarse cualquier irregularidad, la eventual decisión será comunicada en la emisión del capítulo final", explicaron las autoridades en un breve pero contundente comunicado. Ahora bien, tras leer el escrito surge una simple pregunta: ¿Cuál es la carta que tiene Telefe en su poder para terminar con las denuncias de un supuesto fraude? Según pudo confirmar Clarín, por estas horas se está analizando minuciosamente la posibilidad de que Samanta haya mentido en la declaración jurada que firmó antes de ingresar al programa. Este insólito detalle parece ser el as en la manga de la producción para tomar la decisión que los fans del certamen de pastelería piden desde hace varias semanas: descalificar a la participante que, como si fuera poco, habría resultado ser la ganadora. Y no es que estemos haciendo un spoiler, es que la propia Casais publicó en su cuenta de Instagram un video en el que se la ve remodelando su cocina y eso llevó a que los televidentes especulen con la posibilidad de que haya hecho los cambios gracias al premio de 600 mil pesos que el certamen le entrega al ganador. Pero más allá de quien haya triunfado en la competencia, la incógnita es por qué Samanta se habría animado a firmar algo cometiendo tamaña mentira. ¿Acaso pensó que nadie se iba a enterar? ¿Creyó realmente que sus antecedentes laborales no se iban a filtrar? ¿O firmó el contrato sin leerlo previamente? Las preguntas son miles y parecen no tener una contestación lógica. Sobre todo por un detalle que Clarín pudo confirmar: Samanta no sólo habría mentido en su declaración jurada, también les mintió a sus propios compañeros. Es que un clima de total camaradería, durante el transcurso del reality todos los participantes del certamen se contaron sus experiencias previas no profesionales y blanquearon sus estudios en escuelas barriales. Pero ella nunca dijo nada. Omitió todo. Marcos Perren, por ejemplo, contó que tenía un emprendimiento propio y que vendía tortas desde su casa. Y eso a nadie le molestó ni se consideró que infringiera alguna regla: es que él nunca trabajó en ningún local gastronómico y ni siquiera vivió completamente de la pastelería. De hecho, aún comparte hogar con su familia porque sus ingresos no le permiten independizarse. Samanta, en cambio, se paseó hace algunos años por C5N publicitando su local propio y fue parte de la cocina de Café San Juan en 2014, algo que confirmó Lelé Cristóbal, el dueño del establecimiento. Todo eso, como si fuera poco, lo mantuvo en un total y absoluto silencio, incluso ante los nuevos "amigos" que se hizo en el programa. Y es puntualmente esta situación la que hizo estallar a sus ex compañeros. Es que a medida que fueron saliendo las noticias del fraude de Casais, la interna se acrecentó día tras día y terminó provocando una indignación colectiva. De inmediato, algunos se contactaron con sus abogados y comenzaron a leer los términos del contrato. Entonces, se llevaron una sorpresa. Una de las cláusulas que firmaron les impediría realizar cualquier tipo de juicio o reclamo contra el canal, la productora y... sus ex compañeros. En otras palabras, por más de que se constate que hubo realmente un fraude, ninguno de los participantes, ni siquiera los finalistas, estarían en condiciones de accionar contra Telefe o Samanta y pedir a través de la Justicia que se repita la final. Pero, como si esto fuera poco, también Clarín confirmó que otra de las cláusulas les impide a todos hablar con los medios. Sus declaraciones deben ser autorizadas previamente por Telefe y gestionadas exclusivamente a través de ellos. Por lo cual, sea cual sea el resultado de la final, decidan modificarlo o no, las verdaderas internas de Bake Off Argentina recién saldrán a la luz en octubre, cuando todos, sin obstáculos de por medio, puedan contar su verdad.

No hay comentarios.:

Gracias por comentar en Altoescandalo.com

Con tecnología de Blogger.