Elisa Lilita Carrió, aseguró el pasado martes 15 de diciembre, que aun cuando el presidente Alberto Fernández “no muestra competencia” para ser el máximo mandatario de la Argentina, “hay que sostenerlo”. Agregó, además, no guardar “rencor” hacia su figura y sentirse verdaderamente preocupada por “su salud”. Elisa Carrió definió al actual mandatario como un “lobbista” y prosiguió a recalcar que estar a favor o en contra no quita que no haya sido el “elegido” por el pueblo argentino. Acto seguido, criticó la falta de “autoridad” de la administración Fernández y pasó a centrarse en la vicepresidenta Cristina Kirchner. En diálogo con José del Río a través del medio LN+, y en relación los procesos judiciales en los que se encuentra inmersa la también presidenta del Senado, enfatizó que, “cuando le llegue la condena”, estará detenida en su domicilio con “70 años”. Remarcó, además, que la “búsqueda de venganza” Kirchner y su “resentimiento” hacia la justicia “da mucha pena”. La Coalición Cívica de Carrió pedirá el juicio político a Cristina Kirchner Bajo el mismo lineamiento, la líder de Coalición Cívica aseguró que "la vicepresidenta no tiene fueros” y “puede ser detenida". El comentario fue emitido durante una entrevista en TN el lunes 14 de diciembre. Asimismo, sentenció en aquella jornada que "no podemos tener una” funcionaria que “solo destruye las instituciones para obtener su impunidad”. Sumado a los comentarios hechos a través de distintos medios de comunicación, Carrió presentará ante el Congreso el pedido de juicio político contra Kirchner por mal desempeño y presuntos delitos en el ejercicio de sus funciones. La iniciativa llegará esta semana al recinto y tendrá por objeto la destitución de la vicepresidenta.

Post a Comment