El cierre de Falabella en Mendoza causó incertidumbre entre los empleados

 


El gigante de retail chileno comunicó al Mendoza Plaza Shopping que bajarán las persianas. Más de 100 empleados en la tienda física y otros 150 en el call center esperan el comunicado oficial.



Una de las tiendas icónicas del Mendoza Plaza Shopping cerrará sus puertas. Se trata de Falabella, la cadena de retail que decidió no seguir funcionando en Argentina. La novedad generó incertidumbre entre los empleados mendocinos, ya que no han tenido una notificación oficial sobre su futuro laboral.

El holding chileno que es propiedad de la familia Solari viene desde hace meses buscando un socio para continuar con sus operaciones en el país. Ya en septiembre de 2020 anunció que cerraba cuatro tiendas. En ese momento, el espacio que ocupa en el Mendoza Plaza Shopping superó el corte, pero se inció un proceso de reducción de su planta de personal con retiros voluntarios.

Extraoficialmente, desde la tienda señalaron que por el momento no va a cerrar el call center, que funciona en el centro de la capital. En este caso, las fuentes consultadas señalaron que son alrededor de 150 personas las que atienden las demandas telefónicas de todo el país por varios servicios que ofrece la firma chilena, entre ellos, Sodimac, seguros y la tarjeta de crédito. 

Sin embargo, no se sabe qué va a pasar con los empleados de la tienda física de tres plantas, ya que todavía no han tenido comunicación oficial sobre los plazos del posible cierre.

Desde el área de prensa de Falabella, en tanto, indicaron que por el momento la compañía no dará información. Con todo, los empleados esperan que se brinde un comunicado oficial este lunes por la mañana. Ahí se sabrá cuál será el futuro laboral de los más de 100 mendocinos que desempeñan tareas de atención al cliente. Así, señalaron -bajo la reserva del nombre- que con el proceso de retiros voluntarios que se abrió luego de septiembre, muchos no aceptaron porque no convenía, situación que se reforzó con la pandemia y la circunstancia de quedarse sin empleo. En aquella instancia de ajuste, se pudo saber que al menos un 20% de la nómima acordó con la empresa renunciar a cambio de una compensación.  

Por el momento, la única certeza proviene desde el Mendoza Plaza Shopping, que ante la consulta de El Sol explicaron que "el viernes de la semana pasada nos avisaron que se retiran de la operación de Mendoza y de otros lugares", detalló Andrés Zavattieri, gerente general del mall ubicado en Guaymallén.  

Con todo, no está claro cuándo Falabella dejará de operar en Mendoza ni los plazos que tendrá para desarmar semejante estructura de ventas y logística. Por lo pronto, desde el Mendoza Plaza adelantaron que ya han estado analizando quién podría ocupar el lugar de 9700 metros cuadrados que ocupa actualmente el holding chileno. La idea es cerrar un acuerdo en los próximos días, explicaron. Así buscarán reducir el impacto que tendrá el cese de operaciones de la firma trasandina, que fue definida como "un shopping dentro de un shopping". 

El proceso de reducción de las operaciones de Falabella en el país comenzó en septiembre pasado, cuando el gigante chileno anunció que se encontraba evaluando opciones de rentabilización de las operaciones de sus filiales en el país. En ese momento, se decidió el cierre de cuatro sucursales en Buenos Aires, por lo que la firma quedó con seis locales: en Buenos Aires, Córdoba, Rosario, San Juan y el de Mendoza.

En esa instancia, en plena pandemia, también quedó descartada una de las inversiones fuertes que tenía planificada la familia Solari en Mendoza: la construcción de una filial de Sodimac, la cadena dedicada a materiales de construcción. El emprendimiento ya contaba con el aval legal de la Secretaría de Ambiente de la provincia, con la aprobación de la Declaración de Impacto Ambiental, luego de que se desestimara un planteo de los vecinos de esa zona de Guaymallén con la construcción de un nuevo predio en una de las playas del shopping.

Con tecnología de Blogger.