El Gobierno aplicará nuevas herramientas para enfrentar el inicio de la segunda ola de la pandemia en el país.La segunda ola de coronavirus es la principal preocupación que tiene el gobierno nacional por estas horas. Los casos se incrementaron en la última semana y encendieron las alarmas en el oficialismo que, el último jueves, decidió anunciar una batería de medidas enfocadas en la suspensión de vuelos desde los países donde está circulando la cepa Manaos y mayores controles para los pasajeros que ingresen a la Argentina. La complicación del panorama sanitario obligó al Gobierno a tomar decisiones contra reloj. Por eso este domingo el presidente Alberto Fernández recibió en la Quinta de Olivos al jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, y al ministro de Salud, Carla Vizzotti, para analizar nuevas medidas restrictivas que puedan frenar el impacto del rebrote. En breve, Cafiero y Vizzotti explicarán las nuevas medidas que se llevarán adelante a partir de los próximos días y que tienen como objetivo disminuir la cantidad de gente que circula.En declaraciones a C5N, el jefe de Estado adelantó ayer que se tratará de “bajar la circulación en general, que la administración pública trabaje a distancia, pero no es volver a un aislamiento estricto”. Además, señaló que vienen observando “un crecimiento sostenido, no abrupto, pero sí sostenido” de casos de Covid-19. También precisó que en el Gobierno están “muy preocupados por la cepa de Manaos” porque “todo indica que es particularmente virulenta en el contagio y que tiene una mayor letalidad”. “Viene de todos nuestros países vecinos y detectamos casos en Córdoba que pudimos aislarlos”, sostuvo. Hasta el momento el gobierno nacional tomó tres medias para afrontar la suba de casos. El último jueves suspendió los vuelos procedentes de Brasil, Chile y México. En el caso de los dos primeros destinos la decisión se basó en el alto nivel de circulación de la cepa Manaos que hay en ambos lugares, mientras que México ingresó en el paquete de restricciones porque muchos argentinos regresaron contagiados de ese destino. Además, los pasajeros que retornen al país deberán testearse en tres oportunidades. Una antes de subirse al avión que viaja hacia Argentina, otra al llegar y una tercera a siete días del arribo. Todos los costos serán pagados por cada uno de los viajeros.

Deja tu comentario