Lejos quedaron los tiempos donde las redes sociales solo eran para eso. Socializar. Estar en contacto con todas las personas de tu vida real a través de las redes, pero a la vez conocer gente, hacer amigos, tener citas, conocer a alguien. Hoy quizá te empieza a escribir esa persona que la conocías de hace mucho y nunca te había registrado y de repente estás sumergido en una charla re interesante, van pasando los días, te recomienda un libro, pensás ¿Le gusto? ¿Que quiere? Y después de leer el libro te das cuenta que te quiso vender una estafa piramidal.



😃. También aparecen esas personas, que a simple vista tienen tus mismos gustos e intereses, pero resulta que tienen un canal en YouTube, y cuando le comentas algo en instagram te piden que los sigas y le comentes eso mismo de vuelta en YouTube, porque YouTube le paga por seguidores. Por lo que para hacer crecer su cuenta de Youtube se basan en sus cuentas de instagram para traer gente. Después están los de TikTok, dios mio!!! Son los peores 😃. Como es más rápido pegarla en TikTok al darte más visibilidad, pero no paga como YouTube están desesperados deambulando buscando amigos por instagram y Facebook y Twitter para que los sigas en TikTok. O por ejemplo redes que antes eran para venderse como profesional como Linkedln, que se desvirtuó totalmente mutando en una página de citas dónde todos sabemos más o menos cuanto gana el otro por el cargo que ocupa, ideal para el gateo 😃. Creo que OnlyFans es más noble y transparente que Linkedln 😃. Mostrar un estilo de vida, es vender, es bajar línea de como tendrías que vivir la vida. Mostrar un cuerpo, es vender, también es bajar línea de como tendrían que ser los cuerpos. Todos compitiendo con todos, las mismas fotos, las mismas poses, la misma ropa. Incluso perfiles de noticias, de humor, de entrenamiento, todos se copian de todos. Y muchos se hacen los amigos para venderte algo. Y ahí quiero llegar. ¿Hace falta que te hagas mí amigo o que demuestres un interés especial en mí para solamente venderme algo? ¿Así funciona todo ahora? Nunca me gustó demasiado la publicidad y el marketing, ya en la década del 2000 me parecían muy invasivos. Hoy directamente la publicidad y el marketing a través de "estos seres" se convirtieron en violadores seriales de nuestros sentimientos. Creo que la Publicidad y el Marketing digital llegó a lo más bajo que podía llegar. Obviamente todos somos cómplices de este monstruo que no se en donde va a terminar. Solo me queda por preguntar… ¿Queda alguien en las redes sociales que no te quiera vender algo? Yo por lo pronto estoy tratando de vender esta nota 😃.

Post a Comment