Alberto Fernández definirá este jueves si mantiene el cupo de 600 argentinos que pueden ingresar por día al país provenientes del extranjero en medio de posturas encontradas dentro del gabinete. Como anticipó LPO en exclusiva, un sector del Ejecutivo encabezado por Santiago Cafiero quería llegar a fines de julio con el cupo de 2000 personas por día que estaba vigente antes del último DNU. Como el decreto vence este viernes, en la Rosada evaluaban modificarlo para aumentar progresivamente el cupo y desactivar el conflicto que surgió con los miles de argentinos que quedaron varados en el extranjero por la medida que implicó cancelaciones de vuelos. En este sector aseguran que el costo político del tema varados es muy fuerte justo en el inicio de la campaña.Pero desde el área de Salud prefieren por seguir prohibiendo el ingreso de más de 600 personas, preocupados porque la variante Delta no complique el ritmo acelerado que adquirió la vacunación en los últimos 40 días. La ministra de Salud, Carla Vizzotti, se reunió este miércoles de manera virtual con sus pares de Interior y Transporte, Eduardo "Wado" de Pedro y Alexis Guerrera, respectivamente. Allí se habló de mantener el cupo y a lo sumo agregar vuelos especiales, como una manera de "disfrazar" el incremento del límite de pasajeros diarios. En la Rosada dijeron a LPO que el propio presidente definirá este jueves. Alberto no sólo estudia mantener el cupo de 600 con vuelos especiales, sino también aumentar ese cupo a 1000 personas por día o ir flexibilizando progresivamente como propone jefatura de gabinete.

Post a Comment