La reina Isabel II pasó una noche en el hospital para "investigaciones preliminares", según un portavoz del palacio.



La reina Isabel II pasó la noche del miércoles en un hospital mientras era sometida a "investigaciones preliminares", según un portavoz del palacio de Buckingham, tras cancelar abruptamente un viaje previsto a Irlanda del Norte esta semana.

La monarca del Reino Unido, de 95 años, ingresó al hospital el miércoles y regresó al castillo de Windsor el jueves, según el comunicado del portavoz."Siguiendo el consejo médico de descansar unos días, la reina acudió al hospital el miércoles por la tarde para algunas investigaciones preliminares, regresando al Castillo de Windsor a la hora del almuerzo de hoy, y se encuentra con buen ánimo".

La reina tenía previsto asistir el jueves a un servicio religioso en la ciudad de Armagh para conmemorar el centenario de la fundación de Irlanda del Norte, pero aceptó "a regañadientes" las indicaciones médicas de cancelar el viaje, según informó previamente el palacio.

Post a Comment