México urgió a los líderes de la Cumbre de América Latina y la Unión Europea (UE) a cumplir con el abastecimiento de vacunas contra COVID-19 para el mecanismo Covax de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y a pedir a ese organismo la autorización de aquellos biológicos que han demostrado ser eficaces.




El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, "hizo un llamado urgente a que los países cumplan con el abastecimiento de vacunas para el mecanismo Covax (de la OMS); impulsen la ampliación de donación de vacunas, y promuevan ante la OMS la autorización de aquellas que han demostrado ser eficaces", dice un comunicado enviado por la cancillería mexicana corresponsales acreditados.
A la reunión asistieron además, en forma virtual, los presidentes de Brasil, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, Surinam, y los máximos líderes de la Comisión Europea y Consejo Europeo.
En su mensaje a la Cumbre, López Obrador también invitó a los países de ambas regiones a adherirse a su propuesta de impulsar un Plan Mundial de Bienestar y Fraternidad, que México presentó al Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), en su sede de Nueva York.La suma que busca recaudar con ese plan mundial asciende a un billón de dólares anuales, con el fin de garantizar el derecho de una vida digna a 750 millones de personas que sobreviven con menos de dos dólares diarios.
En su calidad de presidente pro tempore de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), López Obrador inauguró la Cumbre ALC-UE con un mensaje mediante videoconferencia, junto a la presidenta de la Comisión Europea, Ursula Von der Leyen, y el presidente del Consejo Europeo, Charles Michel, convocada para "relanzar el diálogo entre la Unión Europea y la región latinoamericana al más alto nivel".
Los líderes de ambas regiones dialogaron sobre los desafíos para atender los impacto sanitarios y socioeconómicos ocasionados por la pandemia del COVID-19.
El gobernante mexicano participó en los debates con un agenda que contempló los siguientes temas: recuperación económica, conectividad digital, producción y acceso a vacunas, cooperación sobre el espacio, y cooperación para el desarrollo, entre otros a asuntos.
Asimismo, intercambiaron puntos de vista sobre "cómo promover una agenda digital con enfoque humano, así como la cohesión social y combatir las desigualdades", dice el informe diplomático.
El presidente mexicano presidió el pasado 9 de noviembre una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU, desde el asiento no permanente de América Latina y El Caribe, sobre el tema de la exclusión, la desigualdad y conflictos en el mundo.
El objetivo del plan presentado en aquella ocasión es crear un fondo de un billón de dólares anuales que surja del 4% de las fortunas de las 1.000 personas más ricas del planeta, las 1.000 corporaciones más importantes por su valor, y el 0,2% del Producto Interno Bruto de países del Grupo de los 20 (G20), que reúne a las mayores economías del mundo.

Post a Comment