El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, explicó a la prensa que Rusia aún no ha proporcionado la información necesaria a la OMS para la certificación de la vacuna anticovid, Sputnik V, porque tenían "una visión diferente de los datos que había que transmitir y de cómo había que proporcionarlos"."Los otros fabricantes de vacunas han logrado comprender lo que la OMS les pide para la certificación. Y sólo los nuestros no lo entienden", ironizó el martes el Fondo de la Lucha contra la Corrupción (FBK) del principal opositor ruso encarcelado Alexéi Navalni, en Twitter.

"Y el resultado es que nuestros propios ciudadanos no confían en esta vacuna, porque la OMS no puede homologarla", lamentó el FBK.

En Rusia no se ha registrado ninguna vacuna extranjera contra el COVID-19.


Según el recuento de referencia de la página web Gogov, 42.2% de la población rusa está vacunada contra esta enfermedad.

Hasta la fecha, Rusia registró oficialmente más de 10 millones de casos de coronavirus, de los cuales 291,749 provocaron la muerte.

Según la agencia nacional de estadística Rosstat, que tiene una definición más amplia de los decesos relacionados con el virus, el número de muertes superaba los 520,000 a finales de octubre.

Post a Comment